top of page

Fines de semana clandestinos en La Nuit

Se dice que el fenómeno de las Cenas Clandestinas empieza con los famosos “Paladares” cubanos, restaurantes típicos que invitaban en casa para sobrevivir en la recesión. Lo mismo sucedió con la crisis del 2003 en Argentina, cuando unos cocineros amateurs y chefs profesionales buscaron la manera de acercar una buena gastronomía a buenos precios escapando a la gestión de un lugar fijo. En el 2009, el fenómeno se expande hasta Londres y para los jóvenes chefs londinenses es la forma de lanzar una carrera mostrando su talento en “petits comités”.


Aunque circunstancias difíciles hayan sido la cuna de esa "clandestinidad", lo que se entiende con el término hoy sólo guarda lo atractivo de la experiencia: algo transgresivo en su forma, un público limitado, atendido por el dueño(a) en un lugar insólito y una comida especial en toda privacidad. En resumen, Gastronomía + un toque de prohibición, eso es la receta del particular sabor de la clandestinidad.

El lugar del evento se escogió a sí mismo y parece ser también el detonador de la idea, los Lodges Boutique La Nuit (www.lanuit.com.co), un ecohotel que desde el 2018 ofrece estadías de descanso y desconexión (@lanuitenclombie) en una zona agroturística única y todavía poco conocida a pesar de su cercanía con la capital, en el extenso municipio de La Vega Cundinamarca.



Su dueña, Luz Beatriz Velez (ex-socia y chef de los restaurantes “Abasto” en Bogotá: https://blogs.elespectador.com/gastronomia/coma-cuento-cocina-sin-enredos/luz-beatriz-velez-tierradecocineras) es la que pone el sello gastronómico desde 5 años en el comedor compartido. La buena mesa siempre ha sido un requisito en La Nuit y muy naturalmente, cuando nos conocimos recientemente con nuestro vecino y chef italiano Davide Gangale, la idea de convertir una cena en un fin de semana nos hizo mucho sentido. Davide ha llevado su batuta de chef 5 años en Londres, luego en Valencia para, hace 16 años, montar un hotel Boutique en Girón, el Chill-Out. En Bogotá lo buscan para dar clases, talleres especializados et por supuesto, cenas clandestinas y privadas.


Así que llevar Italia en una vereda del Cundinamarca (La Vega) por un fin semana, es una idea que llegó sola, cumpliendo más allá de lo que lo clandestino promete: Un lugar insólito, una gastronomía con reputación internacional, dos chefs reconocidos, un pequeño grupo de comensales y un fin de semana completo para saborear el instante. Todos los ingredientes están para un momento muy sabroso y memorable. Porque la experiencia que nos dejó La Nuit, es que más allá del paladar, el sabor está ante todo en el encuentro y la convivencia espontánea.

Lejos de las convenciones de la ciudad e inmersos en una generosa naturaleza, la “clandestinidad” toma otra dimensión.


Reservaciones & Información: +57 317 667-7071 (WhatsApp)

(Cupos limitados)

145 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

留言


bottom of page